Posts etiquetados ‘Obstáculos’

Nuestro amigo Dani Soriano (@danisoriano70)  que fue el ganador de la inscripcion a la Spartan Race de Reebok en Barcelona el pasado 27 de Septiembre nos ha hecho llegar las fotos de un fin de semana mas que completo en el que participó en las tres modalidades, consiguiendo así la “trifecta” que se entrega a todos los valientes que finalizan las tres carreras en el transcurso de un año, PERO DANI LO HIZO  EN UN SOLO FIN DE SEMANA!!!!

sprint1 (1)super1 (1)beast1 (1)

 

Sabemos que no fue fácil y de echo las fotos que nos ha remitido así lo demuestran. Y para quienes queráis saber como le fue la experiencia de primera mano os dejo el enlace de su blog:

www.giruna.blogspot.com.es/2014/10/spartanrace-la-trifecta.html?m=1

Y aquí sus mejores momentos.

IMG_2543

spartan_socialres_72065

spartan_socialres_98277

TRIFECTA CONSEGUIDA, GRANDE DANI, AROOOO!!

TRIFECTA CONSEGUIDA,
GRANDE DANI, AROOOO!!

 

ENHORABUENA DANI,  POR COMPLETAR ESE RETO!!

 

Hace poco que se ha disputado la Ultra Botamargues 2014, y eso me ha hecho recordar mi participación en la edición de 2013, cuando aun se consideraba una buena carrera para debutar en esto de la ultradistancia,  a día de hoy tras ampliar los kilómetros totales (de 63-69) el desnivel y el recorrido se ha convertido en una prueba dura no apta para noveles. Aquí os dejo mi crónica de un día dulce y amargo a la vez, pero sin duda, un día inolvidable.

5 OCTUBRE 2013, BOTAMARGUES (FORNA)

Asi recibe Botamargues a los valientes que completan
su desafio…
Como la mayoría sabréis, al final tras un par de semanas de descanso después de correr La Sagra Skyrace decidí que iría a Botamargues, sin embargo, pese a tenerlo tan claro, las cosas no salieron como esperaba, cogimos alojamiento en la costa con la idea de descansar lo máximo posible, pero fue imposible, los nervios me lo impidieron, y me plante en Forna, con una estrategia muy clara, ir a la mía, saludé a mis queridos corredores solitarios, me uní a Agus y Toño para la foto de la salida, pero en cuanto se da la salida, epica, inolvidable, y llena de sentimientos empezamos a correr y yo dejo que se vayan, voy a hacer mi carrera, bajamos con los frontales encendidos por una carretera estrecha, la columna de “luciérnagas” se estira, y al poco nos desviamos a la izquierda por la primera pista, y empezamos a subir, subo andando, paso ligero y veo que  paso a algunos corredores, me pongo detrás de un grupo, hace calor y me quito la camiseta, no se porque me siento mas cómodo corriendo sin nada encima, me siento mas en contacto con la naturaleza, y disfruto más.
En la salida con Agus y Toño…
Llevo una gran sonrisa en la cara, antes de darme cuenta llegamos al primer avituallamiento, cojo un poco de agua y me refresco, pero no paro, sigo la senda que baja hacia Villalonga, vamos muy despacio, se ha hecho un pequeño tapón por un par de corredores conservadores, que bajan asegurando mucho cada paso, podría ir mas rápido pero la verdad es que no me importa, la gente esta eufórica todavía, y me parto de risa con las bromas de los que me rodean, me lo estoy pasando en grande, así que ni miro el reloj, solamente sigo adelante, llegamos al final de la senda y me encuentro con Fernando Mas, llegamos juntos al avituallamiento de Villalonga, ya de día, y salimos juntos dirección vía verde del serpis, Fernando se va delante, lleva un buen ritmo y empezara a recuperar tiempo enseguida, pero yo me paro a sacar fotos, esto es precioso,el paso por los tubos, la senda a la “vora” del rio, la verdad, parece que no cuesta avanzar nada cuando vas tan pendiente de todo lo que te rodea.

 

Entorno privilegiado para esta carrera.(vista desde
los tubos)
El tramo de la vía verde del serpis es muy corrible, pero es que no me apetece correr, quiero guardar fuerzas porque ahora viene la subida al alto de la Safor, paso los túneles, habilitados con focos, la verdad, la organización de la carrera un 10, en todos los sentidos, y al final llego al k 15 otro avituallamiento con cookies, frutos secos, bebidas isotónicas, me paro a saludar a la gente que esta allí, serviciales y super amables, quizás me estoy entreteniendo un poco, pero estoy tan a gusto, disfruto tanto que me da igual, para esto es para lo que he venido, no solo a correr una ultra, sino a vivirla.
Comienzo la subida al alto de la Safor, es durilla, pero tampoco es como la sagra, subo a buen ritmo, sin detenerme, me noto fuerte, y voy pasando corredores, dosifico geles, los guardo para el final, que seguro que me harán falta, ahora estoy intacto, y el cansancio de la noche ha desaparecido con la salida del sol y cada vez me apetece menos andar y mas echar a correr, paso corredores, hablo con unos y con otros, y sobre todo vivo, disfruto y avanzo con una sonrisa en la cara, y yo que me lo quería perder!!

Casa Tarzán, k18, disfrutando a tope.
Paso casa tarzán, que gracioso el nombre, todo de esta carrera me gusta, todo me parece bien, todo me divierte, me saco una foto y paso por el avituallamiento del kilómetro 18, quedan unos tres o así para la cumbre y empiezo a subir con mejor ritmo.Me encuentro a un corredor con calambres y le doy una gominola de glucosa, a mi me sobran, al menos de momento, y le acompaño un rato, al final veo que se va recuperando y tiro hacia arriba, me estoy creciendo, no queda mucho para la cumbre y aprieto, quiero empezar a bajar y correr un poco, en la cima hay un fotógrafo, saludo y sonrió, esa foto mola, pero no freno, empiezo a bajar hacia el nevero, y cojo el sendero de bajada hacia la font dels oblits, la bajada es rápida, y corro un poco, hago una zona que parece un cresteo, y me doy cuenta de que me he embalado y me he salido de la zona marcada por las cintas, un frenazo, pierdo un poco el pie derecho y noto un pinchazo en la cadera, ¡no puede ser!
Creí que esto no podía pasarme otra vez, y menos ahora, y menos hoy, pero si, he salido con el cinturón de hidratación, no quería llevar la mochila por no cargar con peso innecesario, pero ahora mismo el cinturón es un suplicio, pesa poco pero aun así, el peso en la cadera lo noto con molestia, sigo bajando, despacio, hasta solamente poder caminar, el dolor va a mas, pienso en tomar un ibuprofeno, pero no he traído nada, ya que estoy en contra de todo lo que atenúe mi percepción de la realidad, supongo que tendré que esperar a ver si en el avituallamiento hay algo que me quite o que me calme el dolor, la molestia hace que cargue mas sobre mi pierna izquierda el peso, y poco a poco la rodilla empieza a dar señales de fatiga, al principio solo cansancio, pero va a mas y acabo cojeando, el ultimo kilómetro hasta el avituallamiento se me hace duro, ya no por el dolor, sino porque se que voy a abandonar en uno de los días que mas he disfrutado de la montaña, y eso para mi si que es duro.
Alto de la safor (foto de fernando prieto)
 Me adelanta el corredor que iba con calambres y me dice que me ha visto desde arriba, me pregunta que me pasa, le cuento lo que me ha pasado y me anima, quizás con un ibuprofeno se pase el dolor y pueda seguir, pero yo miro desde otra perspectiva, la perspectiva de que empiezo a trabajar dentro de dos o tres días y no puedo arriesgarme a causarme una lesión que malogre mi oportunidad laboral. Así que llego a las escaleras de madera y las bajo cojeando, paso por el control y comunico mi decisión de abandonar, me dan un ibupofeno para el dolor, o creo que dos, mi cabeza ya no esta alli, un coche de la organización me lleva hasta la meta, por el camino paramos en un par de avituallamientos, veo a Agus y a Toño, les digo lo que me ha pasado y les animo,tumbado desde la parte de atras de la furgoneta, estirado para atenuar el dolor veo a Fernando Mas y a Hortensia a traves de los cristales, ¡Que fuerte esta esta mujer! les animo en silencio, desde mi interior, porque se que ellos si acabaran hoy este reto, y al final llegamos a la zona de llegada en Forna. Durante el trayecto me he arrepentido de haberme retirado unas 200 veces, pero mi cabeza sabe que he hecho lo correcto, y que mi corazón cuando deje de pensar en lo que se esta perdiendo me lo agradecerá. No hay vuelta atrás, la preparación de los últimos meses ha sido la que mejor he podido conciliar con mi vida laboral y personal, y ha sido suficiente para hacerme disfrutar del mejor día de montaña hasta la fecha a nivel de carrera organizada. (otros días han sido especiales por otros motivos, pero hoy el dolor de retirarme sabiéndome capaz de realizar el recorrido no empaña todo lo que he disfrutado hasta ese momento)
Me tienen que ayudar a bajar de la furgoneta y me ayudan a subirme a la camilla porque casi no puedo ni andar, allí los fisioterapeutas me recomponen y me dan una primera valoración de la lesión, tengo una lesión en el piramidal del glúteo derecho, provocado por pocos estiramientos y pocos ejercicios de refuerzo en esa zona. Aún en la camilla me recoje mi mujer, me ducho, y como algo y nos vamos al hotel a descansar, ya por la noche volvemos a Forna para ver llegar al resto del grupo y compartir la alegría de los que han acabado.
Complete 26,5k en 5 horas, encontrándome intacto tanto muscular como mentalmente, siguiendo la planificación que llevaba apuntada con un margen de mas o menos 10 minutos de diferencia, por lo que hubiera podido acabar dentro de las 14 horas que daban para completar la carrera, y por lo cual, desde el mismo momento que decidí retirarme decidí que esta carrera es parte importante de DREAMLAND, es por lo que corro y es uno de los lugares donde debo volver a encontrar lo que perdí…
QUIERO AGRADECER A LA ORGANIZACIÓN DE BOTAMARGUES EL TRATO RECIBIDO, ESPECIALMENTE A BERTRAN, SU FAMILIA, Y AL EQUIPO DE FISIOTERAPIA CON VICENTE A LA CABEZA. ¡NOS VEMOS EL AÑO QUE VIENE!