Posts etiquetados ‘226ers’

TRANSICIÓN 2

Entro en la transición y repito el cambio de ropa completo, uso la ropa que me ha proporcionado SURAL, la malla Cayman de compresión y la camiseta Twister, ambas prendas tienen bolsillos, pero al cargarlos con los geles y las barritas noto que se mueven un poco y decido descargarlos en cuanto tenga oportunidad, sigo el plan que he visualizado mil veces, me pongo ropa y calcetines limpios, como, bebo y me pongo crema de frio OXD en las piernas. Esto ultimo ha sido un detalle de la gente de Somos Deportistas, mil gracias.  Me lo tomo con calma, sé que el tiempo que invierta en salir cómodo y tranquilo a correr luego lo agradeceré. No hay prisa, pero se me va un poco de las manos, tardando mas de 15 minutos en la transición. Salgo dirección el punto de giro con un trote muy suave. Dentro de 3 kilómetros volveré a pasar por la transición y sera el momento de organizar la estrategia de carrera con mi familia.

LA MARATÓN

Los primeros 3 kilómetros son la zona mas cómoda del maratón, pista de tierra por un parque lleno de gente, animación, avituallamiento y pasar por la zona de entrada a meta, giro, habrá que girar dos veces mas, y empiezo la primera de las tres vueltas.

Paso de nuevo por el campo de fútbol donde deje la bici hace unos 20 minutos, y veo a mi familia, que lujo poder compartir con ellos este día, tenerlos aquí es la mejor parte del Ironman. Me paro junto a mi hermano, el sera el encargado de llevar parte del avituallamiento, así que descargo todo de los bolsillos excepto un par de los geles de sal de 226ERS, y me llevo una botella de agua del avituallamiento para ir dando sorbos. La estrategia esta clara, combinar carrera con andar, en un principio intento correr entre los avituallamientos y andar solamente durante estos, pero poco a poco las fuerzas se acaban y solo pienso en no parar, aunque sea andando sé que puedo acabarlo.

El circuito de la Maratón para mi es la parte mas fea del recorrido, es un circuito de 13 kilómetros mas dos de transición a meta, al que hay que dar tres vueltas completas. Una vez que se sale de la parte de la playa se pasa por un paso subterráneo y se llega a una zona fea, sin ningún aliciente realmente, al menos en comparación con la parte del parque o la playa, nos lleva a las afueras de Calella, donde esta el otro punto de giro, y que cuando anochece alumbran con unos motores y unos halógenos, ni que decir tiene que la luz es insuficiente y hay zonas en las que ando no por cansancio sino porque no veo donde piso y me da miedo meter el pie en un agujero. La maratón llega al kilómetro 18, y pienso que ya llevo 200 kilómetros en las piernas, solo quedan 26, quien me lo iba a decir, estoy convencido de acabarlo, aunque sea andando. Como cambian las cosas cuando tan solo 10 kilómetros mas tarde iba a sentarme en un banco pensando que no podría dar ni un paso mas. Pero los momentos duros están para crecer, y después de parar dos minutos, estirar y comer unos frutos secos me convenzo de que en un par de horas estaré llegando a la meta de este Ironman de Barcelona.

Me acerco al kilómetro 30, segunda vuelta completa, me queda una, y empiezo a tener mejores sensaciones, me animo a correr un poco mas, llevo mas de 4 horas para los 30 kilómetros, la segunda vuelta me ha desgastado mucho, sobre todo porque a esas horas mi familia ha ido a tomar algo al hotel para reunirse conmigo en la meta, supongo que no verlos durante ese tiempo hace que baje el ritmo, pero el tomármelo con calma hace que llegue a esta ultima vuelta con fuerzas y con muchas ganas de verlos.

Ultimo giro, el pitido del chip es como un disparo al principio de una carrera y empiezo a correr, madre mía, 220 kilómetros y aun puedo correr, estoy en una nube, una nube en la que se mezclan muchas cosas, me imagino llegando a meta, rompiendo a llorar, me emociono, pero estoy con muchas ganas de vivir hasta el ultimo segundo y me centro en el ahora, en el momento, en esos últimos kilómetros, vuelvo a arraigarme, siento el suelo, la brisa, las voces que animan, mi sudor, soy consciente de absolutamente todo, es como si mi percepción en vez de mermarse por el cansancio se hubiera disparado (seguramente por la adrenalina), y vuelvo a disfrutar esa sensación de relax, de no tener presión, de disfrute que me iba a acompañar hasta la meta.

img_3287

La llegada a la meta de un Ironman es espectacular siempre.

Llego a los últimos dos kilómetros, sigo corriendo, y veo muchos compañeros que lo están pasando mal, no veo a nadie correr, ultimo kilómetro, quiero correr, y corro, a buen ritmo, por debajo de 6/k, llego al punto de giro, y bajo por la alfombra roja, pasando por debajo del arco.

Por un segundo el tiempo se para, y paso de la oscuridad absoluta a un haz de luz, que lo ilumina todo, no es el foco, ni la meta, ni los gritos de la gente, es su mirada, la de mi mujer, de Ali, que es la primera que me cruzo y que entre lagrimas de felicidad y orgullo me mira medio sorprendida, “lo has hecho, lo conseguiste”, abro los brazos, aquí estoy, por ti, tu eres mi motivación. Me da la la camiseta del proyecto para que entre con ella en meta, me la pongo, y me dirijo al speaker para escuchar las míticas palabras que escucha todo el que llega hasta aquí.

Samuel, de Alicante U are an Ironman.

Mi hermano y mi cuñada también están allí, y nada mas pasar el arco de meta Nuria de IWOPI me espera para sacarme una foto y darme la enhorabuena. Me ponen la medalla, no ha habido lágrimas, ni emoción desatada, ha sido como el final natural de esta historia.

img_1339

MÁXIMA SATISFACCIÓN. IRONMAN BARCELONA 2016.

AGRADECIMIENTOS

Debo dar las gracias a muchas personas  que se han implicado a cambio de nada en apoyar el proyecto Un Ironman Contra el Cáncer y conseguir que cruce esta meta y espero no dejarme a nadie.

A Mi mujer Alicia, sin su apoyo durante todo este año, “en la salud y en la enfermedad”, nada de esto habría sido posible, a mi familia, mi hermano y cuñada por hacer el viaje hasta Calella para acompañarnos y darme su animo y apoyo y a mis padres, tios y primas, que aunque no estuvieron presentes no dejaron de mandar sus ánimos, os aseguro que me llegaron todos. A titulo personal a Jose Antonio, de Sevilla que me ha dado apoyo desde el minuto 0, a Roberto Exposito y a Clara de Crol Studio, por todo su apoyo, asesoramiento y diseño creativo que sin duda esta plasmado en los logos de este blog y sobre todo del proyecto. A Antonio Brotons y Daniel Aguilar que colaboraron facilitándome inscripciones a carreras con las que preparar este reto. Al gimnasio Cosmopolitan de Elche donde he preparado la natación cada día durante este año y a su director Victor, por ofrecerme su amistad al margen de unas instalaciones espectaculares en las que pudimos realizar el reto Half Ironman Indoor. A Mario de Ciclos Boyer que me apoyó desde el principio, dejándome el neopreno para las competiciones importantes, Salou y Barcelona y ayudándome con el mantenimiento de la #TempusFugit. A Valenti Sanjuan, por dejarme su bici personal para poder entrenar hasta que pude tener una bici propia, lástima que la #Cannondalegas no llegara a tiempo del Ironman. A Capsule Bike por proporcionarme la Capsule Tempus, con el cuadro de 2017 y la pintura personalizada con el logotipo del reto y del blog, así como de los colaboradores. A 226ERS y en especia a Jesús Sánchez Bas y a Dani, que para mi son como de la familia, cuando nadie creía en mi ellos apostaron por ayudarme con sus productos, espero haber estado a la altura amigos. A Fran de Mya Ciclismo, por el material que me ha estado aportando durante todo este año, maillots y culottes de calidad con los que entrenar y competir. Al Restaurante el Ático, Bladimir y todo el personal y clientes, que no solo hicieron una donación de 500 € para el proyecto, sino que ademas donaron sus propinas para conseguir el casco con el que pude competir, un Rudy Project precioso. A Alfonso Bonacasa de Mizuno y a Javier Bonacasa de Sural, que han apoyado el proyecto, dando material tanto de una como de otra marca durante todo el año y facilitándome inscripciones a carreras, mil gracias chicos, no se como devolveros tanto. A Diego Pantoja y Bkool que me proporcionaron un rodillo para poder entrenar durante todo este tiempo. A Jordi y Patricia de Arch Max que llevan un año apoyándome con los calcetines y complementos de su marca. A Miguel Angel Cayuela, Coach deportivo, pero ante todo amigo, que me ayudo a centrarme en mis puntos fuertes y a tener una estrategia de carrera definida. A Maria, Monica, Miguel, Dani y Janira del centro Artrosport, sois un pilar imprescindible en este logro. A Nuria de Iwopi por ser mi madrina en este Ironman y permitirnos siempre colaborar con nuevas causas. A la gente de Somos Deportistas por facilitarme productos de calidad OXD que sin duda me vinieron de lujo para acabar la carrera en buenas condiciones.

A aquel que me dió fuerzas mas allá de lo normal, a el todo mi agradecimiento y mi amor.

Y por ultimo dedico este año, y este Ironman, a todas aquellas personas que han luchado, luchan o lucharan contra el cáncer, a las Ironmans, Pepi, Begoña, y la gran Carlota Serrano, sabes que te admiro por tu fuerza y tu lucha, al Ironman Jesús “Chuchi”, volveremos a Gava y a escuchar el Ultimo Mohicano, y sobre todo y especialmente a mis tíos y a mi “mami” Maria, tu fuiste la primera motivación, y gracias a ti tengo lo mas grande en mi vida.

GRACIAS.

IRONMAN DE BARCELONA 2016

Voy a empezar por el final, soy IRONMAN, lo que implica ser finisher dentro de las 15:40 que daban de tope para completar los 226 kilómetros del Ironman de Barcelona. El tiempo, 14:47, es lo de menos, primero porque no pensaba hacer menos, ni más, solo pretendía completarlo y acabar con esto.

img_1339

FINISHER DEL IRONMAN DE BARCELONA

Acabar con el que me dice que he entrenado poco, con el que me dice que no puedo hacer un Ironman en mi tercer triatlón, el primero fue un sprint popular en Alicante, el segundo, hace tan solo 5 meses, el Challenge de Salou, distancia medio Ironman (que por cierto me pareció mucho mas duro que el Ironman), el tercero, este Ironman.  El Ironman de Barcelona. Necesitaba acabarlo porque estaba cansado, el Ironman solo ha sido la culminación del proyecto de este año, el proyecto #UnIronmanContraElCancer, que me ha exigido mucha dedicación esta año. He disfrutado mucho, pero también hemos sacrificado mucho. Y aunque es un orgullo haber podido ayudar aunque sea un poco, he conocido a mucha gente maravillosa durante este año y es lo que mas me ha llenado. A todos ellos va dedicado un trocito de este IRONMAN.

Un fin de semana raro.

Nada de nervios, nada de stress, todo a su tiempo. En realidad todo estaba organizado (incluso las bolsas de las transiciones) desde que salí de Alicante. Por lo tanto todo fue rodado. Hasta el hotel que fue de ultima hora tenia desayuno a las 5:30 para quienes íbamos a competir. Prepare el Isotonic sub 9, de 226ERS, me va genial, sobre todo en tiradas largas, y nunca tuve duda de que seria la base de mi alimentación e hidratación encima de la bici. El bidón aero con mas consistencia, para ir añadiendo agua o iso y el bidón de atrás mas ligero para ir hidratándome. Dejo todo preparado, visualizo como llegaré a la bici la cogeré y hacia donde saldré, lo visualizo todo, y soy consciente de todo.

img_3142
Desayuno en el hotel a las 5:30

Nos levantamos a las 5:30, bajamos a desayunar, nos encontramos allí con mi hermano y mi cuñada, me preguntan por los nervios, pero no están, he dormido bien, y estoy fresco y despejado. Desayuno cereales, café con leche y un batido de K-Weeks, estas ultimas dos semanas han sido de comer muy bien, y reforzar mi alimentación para recuperarme y llegar lo mejor posible al Ironman, y los productos de 226ERS me han venido genial. Quedan dos horas para que se de la salida así que tendré tiempo de sobra para hacer la digestión. Todo fluye, salimos del hotel y nos vamos hacia la zona de transición.

Llego a la zona de transición reviso la bici, coloco los bidones y las zapatillas con las gomas, así podre correr en la transición y luego ya subido en la bici ponerme las zapatillas. Entro en la carpa donde están las bolsas de transición y me cambio, me pongo el neopreno, fuera en la playa la gente ya calienta, yo no tengo prisa, solo necesito un par de minutos en el agua para saber cual sera mi estrategia. Salgo y me encuentro con mi familia, Ali como siempre apoyándome, ¡¡¡Como no iba a estar hoy!!! Pero ademas esta mi hermano y mi cuñada, eso si es una alegría. Se que después de mi mujer mi hermano es la mejor persona para tener al lado en una carrera, y mas si hay una bici de por medio.

img_3190

“Arraígate al momento”

En momentos de estrés, tensión, o especiales hay una palabra de una película que creo que describe perfectamente lo que me pasa, me “arraigo” al momento, me impregno de el y dejo que la tensión abandone mi cuerpo mientras la energía de ese momento me llena. Hoy veo la salida del sol, soy consciente de la arena bajo mis pies, el olor del salitre llena mis pulmones. Me coloco el gorro y las gafas, inspiro profundamente para que toda esa energía que siento se reparta por todo mi cuerpo y me dirijo a la orilla. Voy a probar el neopreno que me han dejado en CICLOS BOYER tan solo hace dos días, nada mas meterme en el agua me encuentro a gusto, floto mucho, y eso me permitirá nadar sin usar los pies y salir con las fuerzas intactas, la orilla baja mucho enseguida apenas a un metro ya hay profundidad suficiente, la táctica esta clara, un paso largo y entrar de cabeza  para hacer hueco rápido. Salgo del agua y me coloco en la cámara de salida de 1:25, pero recapacito y me pongo en la de 1:40, prefiero salir con gente mas lenta y hacer hueco, eso me permitirá ir cogiendo grupos e ir de menos a mas según me vaya calentando.

img_3210

Sin ti nada de esto seria posible….GRACIAS

Los minutos antes de la salida son de mucha emoción, pero yo estoy como ido, lo veo todo como a cámara lenta, como si estuviera debajo del agua, todo me llega como lejano, sordo, es una sensación rara que solo se rompe al ver a mi mujer al otro lado de la valla que separa a los nadadores de las familias aguantando las lágrimas, tranquilizo a Ali, se que ella siempre sufre, y me pregunto como alguien puede quererte tanto como para apoyarte sin condiciones mientras sufre cada minuto, se lo tengo que devolver, no puedo permitir que me vea flaquear ni un segundo, hoy no.

Me despido de ella y me coloco en la calle exterior de la rolling start, método por el cual se hace una salida escalonada, y ahí estoy, para mi el Ironman de Barcelona empieza ahora.